Solo Travel

¿Por qué viajar solo?

Porque es todo acerca de ti, cuando tú estás a cargo del itinerario puedes hacer lo que quieras, como quieras y cuando quieras. Estás libre para conocer gente, esto suele ser más fácil cuando viajas solo, sientes la necesidad de hacer contacto con otras personas al igual que otros viajeros. Puedes viajar lento o rápido, sin tener que justificarte ante nadie.

En casa con los amigos, familia, pareja, colegas, etc., juegas en rol. De viaje solo escapas de todas estas influencias y tomas tus propias decisiones. Sin nadie con quien delegar tienes que resolver tus propios problemas y situaciones, te haces más independiente y enfrentas tus miedos. Te descubres a ti mismo y puede que te des cuenta de que eres de capaz de cosas que antes no lo creías.

Cosas que aprendes de ti mismo cuando viajas solo:

  1. Que tipo de viajero eres.
  2. Aprendes a ser más abierto.
  3. Aprendes cuales son tus limites de viaje.
  4. Aprendes a estar cómodo solo.
  5. Aprendes a ser responsable.
  6. Aprendes a confiar en tu intuición.
  7. Aprendes que es importante en tu vida.
  8. Aprendes a vivir con menos.
  9. Aprendes que siempre hay espacio en la vida para más amigos.
  10. Realmente ves como viven los locales al interactuar más con ellos.
  11. Aprendes que muchas veces es mejor perderse que seguir las rutas que sigue todo el mundo.
  12. Aprendes que hay más de una forma de vivir.

¿Qué te detiene? ¿Piensas que no eres lo suficiente valiente? ¿te preocupa el coste?¿te preocupa perderte? 

Viajar solo no es necesariamente sinónimo de adrenalina y ser extrovertido. Estar en un lugar nuevo te obliga a hablar con gente, pedir direcciones o comida es un punto de partida para ir saliendo del caparazón. Además viajar solo no es más caro que viajar en grupo, puedes alojarte en dorms, en hostales, o incluso en Couchsurfing sin coste.

Hace unos años era complicado encontrar el camino, pero hoy en día gracias a la tecnología es imposible perderse. Pero si esto ocurre muchas veces puede ser lo mejor que te puede pasar. Salirse de los caminos, improvisar y descubrir.

Para mi cada vez que compro un vuelo, mucho antes incluso de ir al aeropuerto, siento un subidón de felicidad. Hasta que llega esa pantalla de reserva confirmada se sufre un poquito, nunca sabes si esta vez tu tarjeta dará error o la web en la que estás comprando. Alguien dijo una vez que un viaje se vive tres veces, al planearlo, al vivirlo y al recordarlo. Viajar solo es diferente, si es cierto que la primera fase no es compartida pero una vez superado el miedo inicial nunca te arrepientes. No hay nada como sentir que tienes el poder de decisión en cada momento y o de dependes de nadie.

Mi primer viaje solo empezó por la incompatibilidad de cuadrar fechas con compañeros de viajes y la duración. Las alternativas eran o seguir posponiéndolo sin poder fijar una fecha concreta o lanzarse.  Al final decidí lanzarme, aunque hay que dejar atrás algunos prejuicios (no, no pasa nada por comer o cenar solos) y aprender que no hay mejor compañero de viaje que uno mismo. Además si luego en destino quieres quedar con otros viajeros o locales hay infinidad de aplicaciones que te conectarán, aunque mi consejo es que reserves un backpacker hostel y te relaciones en persona con otros Solo Travel.

¿Estás cansado de decir el año que viene?

¿La elección de destino puede llegar a ser tema de discusión?

¿O simplemente necesitas tiempo para ti mismo?

La respuesta es SOLO TRAVEL.