El tercer día en Goa decidimos alquilar una moto y explorar. Partimos de Palolem beach (una de las playas más famosas de Goa y por lo tanto llena de turistas) en dirección a Agonda, pero como es habitual nos perdimos y fue genial. Es bastante complicado orientarse por aquellas tierras. Seguimos un camino casi intransitable para la moto, tanto que la tuvimos que abandonar y seguir unos 2 km a pie. Tuvimos nuestras dudas de dejarla, pero a la vuelta seguía allí. La verdad que la gente es muy tranquila en Goa y puedes ir sin miedo. Muy diferente a la India del norte. 

Encontramos una playa oculta, casi desierta, preciosa. Una de las más bonitas en las que he estado. Cola beach. Una parte es un pequeño riachuelo que desemboca en el mar y otra una pequeña colina de palmeras. Realmente paradisíaca.

 

*Palolem es una buena opción para alojarse. Tienes cabañas “huts” desde 5 € para los más aventureros o por 20 € la noche ya tienes alguna bonita. Nosotros nos quedamos en Tent Cressida Cyrus. Y la verdad que súper recomendable.

 

 **para el alquiler de la moto hay por todas partes. Te van preguntado por la calle. Nos salió por 4 € al día (depende te tus habilidades de regateo)  y la gasolina te la venden en cualquir casa. La tienen en botellas ya preparadas. No vimos ninguna gasolinera pero cualquiera te la vende.

 

 Aquí os compartimos algunas fotos de Cola Beach y la última de Palolem Beach.