Roof top con vistas al Taj Mahal. Hotel Saniya Palace

 

Al salir del Taj Mahal buscamos un lugar para desayunar y por casualidad terminamos en esta preciosa terraza con vistas al Taj Mahal.  Puedes subir a la terraza de este hotel por el precio de tomarte un café o un té por 30 rupias (0,38 €) en lugar de 1000 rupias (12.5 €) que cuesta la entrada al Taj Mahal. Queda muy cerca de la puerta sur del recinto y se accede al final de un callejón. Nosotros pedimos una tortilla de champiñones y queso buenísima, nos sentó genial después de la madrugada al amanecer.

Por supuesto tienes que entrar a ver esta maravilla del mundo, pero luego nada mejor que desayunar en este rincón de tranquilidad con estas vistas del monumento al amor. Y es que el Taj Mahal es poesía hecha arte, un canto al amor, una bella y trágica historia, una obra sublime que sólo un alma enamorada sería capaz de ofrecer al mundo. Representa el antiguo amor entre un emperador y su esposa.

 ¿Sabías que hay un nuevo Taj Mahal en construcción cuatro veces más grande que el original en India? En Dubai, y se llamará Taj Arabia.

 

 “Una lágrima en la Mejilla del tiempo” Rabindranath Tagore