El mundo es demasiado bonito como para verlo desde casa.